viernes, 11 de julio de 2014

UNA MIRADA AL ORIENTE - Las mil y una noches -Año V. Nº 251

0 comentarios
 
Edouard Frederic Wilhelm Richter - Scherehezade - s. XIX
Edouard Frederic Wilhelm Richter - Scherehezade - s. XIX  (Colección privada)

La historia cuenta que el sultán Shahriar desposaba una virgen cada día y mandaba decapitar a la esposa el día siguiente. Todo esto lo hacía en venganza, pues encontró a su primera esposa traicionándolo. Ya había mandado matar a tres mil mujeres cuando conoció a Scheherezade. Hija del gran visir de Shahriar, Scheherezade se ofrece en contra de la voluntad de su padre al rey con el fin de aplacar su ira. Una vez en las cámaras reales, Scheherezade le pide al sultán dar un último adiós a su amada hermana, Dunyazad. Al acceder a su petición y encontrar a su hermana, ésta le pide un cuento, como secretamente había planeado Scheherezade, y, así, la esposa del sultán inicia una narración que dura toda la noche.


Sheherazade, opus 35, es una suite sinfónica del compositor ruso Nikolái Rimski-Kórsakov, compuesta en 1888. Basada en Las mil y una noches, esta obra orquestal combina dos características comunes de la música rusa, y particularmente de Rimski-Kórsakov: una deslumbrante y colorida orquestación y un interés por el Oriente, muy destacado en la historia de la Rusia Imperial. La suite está dividida en cuatro movimientos: I. «El mar y el barco de Simbad», II. «La historia del príncipe Kalendar», III. «El joven príncipe y la joven princesa» y IV. «Festival en Bagdad. El mar. El barco encalla contra un acantilado superado por el Jinete de Bronce».

El compositor se persuadió de dar títulos programáticos a cada movimiento, pero posteriormente los borró para reeemplazarlos por meras indicaciones de tempo y desanimar la lectura de una historia en el desarrollo de la música. Al respecto escribió lo siguiente en sus «Crónicas de mi vida musical»: “Es en vano el buscar leitmotivs siempre vinculados a tales imágenes. Por el contrario, en la mayoría de los casos, todos estos aparentes leitmotivs no son más que materiales puramente musicales para el desarrollo sinfónico. Estos motivos pasan y se extienden por toda la obra, uniéndose sucesivamente y entrelazándose. Aparecen cada vez bajo diferente luz, mostrando cada vez distintas características y expresando nuevas situaciones, y corresponden cada vez a imágenes y cuadros diferentes.”


Rimsky Korsakov - El joven príncipe y la joven princesa - Scheherazade

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff