viernes, 20 de abril de 2018

BEBER LOS VIENTOS - Soledad artística -Año VIII. Nº 477

1 comentarios
 
Pablo Picasso - Hombre con clarinete - 1911
Pablo Picasso - Hombre con clarinete - 1911  (Museo Thyssen, Madrid)

Pintura

Esta composición piramidal en abanico nos muestra un personaje portando un instrumento musical, del que sólo podemos descifrar los signos básicos. La armadura de la imagen está construida con el ritmo de unas cuantas líneas rectas y curvas, y los colores, aplicados con una técnica neoimpresionista, se reducen a una amplia gama de ocres y grises, con los que logra asombrosos contrastes tonales y efectos pictóricos. Aunque Picasso somete al personaje a una descomposición formal extrema que nos lleva a una lectura abstracta, mantiene la colocación vertical de la figura como en el retrato convencional.

Música

Víctima de una soledad artística y humana creciente, incomprendido y medio olvidado por el público vienés, enfrentado a angustiosas preocupaciones pecuniarias agravadas por las constantes enfermedades de su mujer, Mozart vivió meses bien tristes y su producción en el año 1789 es menos abundante. Trabajando en Cosi fan tutte, ópera terminada en el siguiente enero, saldó una deuda de amistad con Anton Stadler ofreciéndole el Quinteto para clarinete y cuerdas, en la mayor, KV. 581 terminado el 29 de septiembre de 1789. El 22 de diciembre, el dedicatario haría el estreno en el curso de un concierto benéfico que no dejaría al muy necesitado Mozart ningún dinero.

El Quinteto "a Stadler", es la primera obra en la historia de la música que junta al clarinete y al cuarteto de cuerdas. El Larghetto en re, sublime efusión de esencia puramente melódica, es equiparable al Adagio del futuro Concierto. Su atmósfera de refinado nocturno es subrayada por el velo de las sordinas impuesto a los arcos durante todo su curso.


Wolfgang Amadeus Mozart - II. Larghetto - Quinteto para clarinete, KV 581

viernes, 13 de abril de 2018

BEBER LOS VIENTOS - Delicioso desafio -Año VIII. Nº 476

1 comentarios
 
Edgar Degas - Musicos en la orquesta (Retrato de Desire Dihau) - 1870
Edgar Degas - Musicos en la orquesta (Retrato de Desire Dihau) - 1870  (Museo de Arte, Filadelfia)

Pintura

Désiré Dihau era un buen amigo de Toulouse-Lautrec; tocaba el fagot en la Orquesta de la ópera y protagoniza el famoso cuadro “La Orquesta de la Ópera” de Degas, con quien le unía una buena amistad. Aquí se muestra uno de los estudios que realizó el pintor sobre el tema.

Música

El Concierto para fagot y orquesta en sol menor consta de tres movimientos, con un último movimiento Alla Polacca: Allegretto. El manuscrito de Franz Danzi de las partes orquestales y del solista está en la biblioteca Fürstlich Fürstenberg en Donaueschingen. La obra fue escrita probablemente durante el período que pasó Danzi en Stuttgart, entre 1807 y 1812, quizás para el fagotista Anton Romberg.

Este concierto es un maravilloso ejemplo en la biblioteca de música clásica para fagot: melodías memorables, técnicamente desafiantes, encantadoras y refinadas y una delicia para interpretar. Está orquestada para flauta, un par de oboes, fagots, trompas y trompetas, trombón, timbales y cuerdas.


Franz Danzi - Alla Polacca - Concierto para Fagot y orquesta en sol menor

viernes, 6 de abril de 2018

BEBER LOS VIENTOS - Genio emprendedor -Año VIII. Nº 475

1 comentarios
 
Thomas Eakins - The Oboe Player (Benjamin Sharp) - 1903
Thomas Eakins - The Oboe Player (Benjamin Sharp) - 1903  (Museo de arte, Filadelfia)

Pintura

Eakins pintó retratos de un número de distinguidos ciudadanos de Filadelfia, cuyas contribuciones a la historia científica y cultural de la ciudad él admiraba. Benjamin Sharp (1858–1915) fue médico, zoólogo y escritor. También tocó el oboe en la Sociedad Sinfónica de Filadelfia, que más tarde se convertiría en la Orquesta de Filadelfia.

Música

Tomaso Albinoni fue particularmente aficionado al oboe, un instrumento relativamente nuevo en Italia en su época, y se le atribuye ser el primer italiano en componer conciertos para este instrumento entre 1715 y 1716. Antes de sus Conciertos para oboe y conjunto de cuerdas Op.7, Albinoni no había publicado ninguna composición para instrumentos de viento.

El concierto, en particular, había sido considerado siempre terreno para la composición de piezas para instrumentos de cuerda. Es probable que los primeros conciertos con oboe solista aparecieran con compositores alemanes como Telemann o Haendel. Sin embargo, los cuatro conciertos para un oboe (nos. 3, 6, 9 y 12) y los cuatro para dos oboes (nos. 2, 5, 8 y 11), incluidos en el Op.7 de Albinoni, fueron los primeros de su tipo en ser publicados y resultaron tan exitosos que el compositor repitió la fórmula en su Op.9 (1722)


Tomaso Albinoni - I. Allegro - Concierto Op.7 No.3 en Si bemol Mayor para Oboe y Cuerdas

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff