viernes, 15 de junio de 2018

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - La danza de los indios de América -Año IX. Nº 486

1 comentarios
 
George Catlin - Pipe Dance, Assiniboine - 1835-37
George Catlin - Pipe Dance, Assiniboine - 1835-37  (Smithsonian American Art Museum)

Pintura

En palabras del propio Catlin: "Una de estas escenas... de esta tribu me pareció peculiar, y muy pintoresca en su efecto. ... En un pavimento, a medio pisar, delante de su pueblo... los jóvenes, que iban a componer la danza, se habían reunido en torno a un pequeño fuego, cada uno sentado en una piel de búfalo extendida sobre la tierra. En el centro, junto al fuego, estaba sentado un dignatario, que parecía ser un jefe... con una larga pipa en la mano, que encendió en el fuego, y fumaba sin cesar, gruñendo, al mismo tiempo, sucesivos sonidos guturales medio estrangulados, una especie de canción. ... Mientras esto ocurría, otro compañero de rostro sombrío, en otra parte del grupo, comenzó a golpear un tambor o pandero, acompañado de su voz; de pronto uno de los jóvenes sentados, saltó al instante sobre sus pies, y comenzó a cantar acompasado con los toques del tambor, saltando sobre un pie y el otro de la manera más violenta imaginable. De esta manera discurrió varias veces alrededor del círculo, inclinándose y blandiendo sus puños en la cara de cada uno de los que estaban sentados, hasta que al fin agarró a uno de ellos por las manos y tiró de él a la fuerza, hacia arriba, hasta ponerlo en pie; éste se unió a la danza al momento, dejando a la persona que lo había levantado, que siguiera sus pasos y su canción en el centro del anillo; mientras bailaba alrededor de una manera similar, señalando a otro ... y así sucesivamente ... hasta que todos estaban en pie "

Música

Les Indes galantes (Las Indias galantes) es una ópera-ballet con un prólogo y cuatro actos o entrées con música de Jean-Philippe Rameau y libreto en francés de Louis Fuzelier. El estreno tuvo lugar en París, en la Académie Royale de Musique et Danse el 23 de agosto de 1735, e incluyó solamente el prólogo y las dos primeras «entrées».Para la tercera representación, se añadió la «Entrée des Fleurs» y luego la obra fue rápidamente retocada tras las críticas al libreto. La cuarta «entrée», Les Sauvages, fue finalmente añadida el 10 de marzo de 1736 y Rameau reutilizó en ella «La danse des Indiens d'Amérique», una pieza que había compuesto varios años antes y después trascrito para clavecín en su tercer libro.

La obra narra historias de amor “galante” en lugares remotos y exóticos, y está formada por cuatro cuadros: «El turco generoso», «Los Incas del Perú», «Las Flores» y «Los Salvajes». La acción de ésta última está situada en un bosque tropical donde rivalizan el francés Damon y el español Alvar por el amor de Zima. Pero ella ama al salvaje Adario y al final felizmente todo se resuelve favorablemente para ellos en la fiesta «La Gran Pipa de la Paz».


Jean-Philippe Rameau - Danza de la Gran Pipa de la Paz - Las Indias galantes

viernes, 8 de junio de 2018

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - Fuerzas combinadas -Año IX. Nº 485

1 comentarios
 
Gerard ter Borch - Conversación galante - c. 1654
Gerard ter Borch - Conversación galante - c. 1654  (Rijksmuseum, Amsterdam)

Pintura

Con sensibilidad psicológica, Ter Borch representa aquí tres figuras en una alcoba. El joven, con su espada aún colgando de su cinturón y el sombrero apoyado en su regazo, pide algo a la joven. Hace un gesto hablando con la mano levantada, mirando fijamente a la chica que luce un vestido de raso magnífico. ¿Está haciéndole una propuesta turbadora? Con la espalda vuelta, la reacción de la joven nos permanece oculta.

Música

No se conoce cuando escribió Johann Sebastian Bach su Suite N º 1 en Do mayor, BWV 1066, la primera de sus suites orquestales. La partitura autógrafa no ha sido encontrada, aunque sí una serie de partes transcritas por un copista de Leipziz llamado Meissner, alrededor de 1724, presumiblemente para un concierto. Las Suites para orquesta fueron compuestas por Johann Sebastian Bach durante los años que estuvo al servicio de la corte de Köthen (1717-1723). El Príncipe Leopoldo era calvinista y por tanto refractario a la música como complemento de los servicios religiosos. Esto permitió a Bach dedicarse casi en exclusividad a componer música profana.

Se puede decir que, de entre las cuatro suites orquestales, la primera es la más tradicional. Su configuración para dos oboes, fagot, bajo continuo y cuerdas es tan ortodoxa como sus armonías y movimientos de danza, que comprenden dos danzas diferentes en el mismo movimiento. Por ejemplo, el sexto y séptimo movimiento comprenden, respectivamente, dos Bourrées y Passepieds diferentes. Bach emplea algunos trucos interesantes que hacen destacar su suite como son el cambio de instrumentación de los Minuetos, de forma que el primero es interpretado por todo el conjunto mientras que en el segundo se reducen las fuerzas orquestales, todo en el mismo movimiento.


Johann Sebastian Bach - Bourree y Passepied - Suite No. 1

viernes, 1 de junio de 2018

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - Lucimiento -Año IX. Nº 484

1 comentarios
 
Orazio Gentileschi - Tañedora de laud - 1626
Orazio Gentileschi - Tañedora de laud - 1626  (National Gallery, Washington)

Pintura

Destacan dos cosas ante todo en este cuadro: el brillante colorido del vestido de la joven, de un amarillo limón que sin embargo encaja perfectamente con las gamas tonales del resto del lienzo; y el hecho de que esté vista desde atrás, un punto de vista poco frecuente para la época y que podremos encontrar en otro caravaggista, Terbbrughen y su Flautista. La muchacha, pelirroja, está tocando con extrema atención un laúd doble de diecinueve cuerdas, extremadamente complicado de manejar. Sobre la mesa, diversos objetos relacionados con la música: un violín, partituras, una batuta, etc. El aspecto es el de una escena de género, en el que una aficionada a la música ha sido captada en la intimidad de su estudio. Pero frente a las apariencias puede que en realidad lo que Orazio esté retratando sea la alegoría de la Armonía.

Música

El Concierto en do mayor, RV 425 para mandolina, cuerdas y continuo fue compuesto por Vivaldi seguramente en la década de 1730. Es breve, sencillo y destinado al lucimiento de la mandolina, adoptando las demás partes un papel contenido como soporte rítmico y armónico.

Algunas de las alumnas de Vivaldi eran brillantes en el campo de la música, capaces de tocar múltiples instrumentos y cantar con notable pericia. Anna Maria era la mejor intérprete en el Ospicio de la Pietà. Conocida por ser una de las grandes violinistas de Italia, sobresalió también en la viola, el violonchelo, el laúd, la tiorba, la mandolina y el clavicordio.


Antonio Vivaldi - Allegro - Concierto para Mandolina en Sol mayor RV 425

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff