lunes, 22 de noviembre de 2010

UNA MIRADA AL ORIENTE - Ana y el rey de Siam -Año I. Nº 38

0 comentarios
 
Desconocido - Royalty, Mural Painting, Wat Suwannaram, Bangkok
Desconocido - Royalty, Mural Painting, Wat Suwannaram, Bangkok

Wat Suwannaram (Wat Suwan) está situado en la orilla oeste del Canal Bangkok Noi. El templo data del período Ayutthaya y se llamó originalmente Wat Thong. El rey Rama I ordenó que el templo fuera completamente renovado y cambió su nombre por el de Wat Suwannaram. Somdej Krom Phra Rajawang Boworn Mahasurasinghanart ordenó la construcción de un crematorio para la realeza y los altos funcionarios. Las cremaciones de tales personajes se llevaban a cabo tradicionalmente fuera de los muros exteriores de la ciudad. El crematorio continuó en uso hasta el reinado del rey Rama IV. Durante las renovaciones de Wat Suwannaram, en el tercer reinado, el Rey tuvo a los mejores artistas de la época compitiendo entre sí en la pintura de los murales en el phra ubosot. La mayoría de las escenas muestran las Historias de Jataka (las vidas anteriores de Buda)


Fanny Holtzmann, una famosa agente de artistas, poseedora de una copia del best-seller de Margaret London, "Ana y el rey de Siam" (1944), que había sido llevada con éxito al cine en 1946, buscaba llevarla al teatro. Tanto Cole Porter como Noel Coward, famosos compositores de la época, declinaron escribir la partitura, argumentando que no encontraban nada que les inspirara en la historia de una mujer que llega a Siam en la década de los sesenta como institutriz de los numerosos hijos del monarca siamés. Finalmente llegó a parar a manos de R. Rodgers quien, a pesar de sus dudas, se convenció al ver la pasión que su libretista O. Hammerstein tenía por la historia. La obra se estrenó en Broadway el 29 de marzo de 1951. The King and I es una opereta y el asunto moral es aquí la esclavitud. La trama romántica es la respuesta americana a Das Land des Lächelns: mujer occidental se encuentra con un potentado oriental y ¿hasta qué punto pueden llegar a entenderse? Musicalmente, sin embargo, no alcanza el nivel de la obra de Lehar, y las canciones de amor están asignadas a la pareja secundaria, esta vez la pareja dramática.

En la década de los 1860, el rey de Siam - en su intento de llevar la cultura occidental A su país – contrata a Anna Leonowens, una atractiva maestra de escuela Inglesa, para que enseñe a sus príncipes y princesas. Al llegar a Siam con su hijo Louis, ella trata de disipar sus temores y los de su hijo silbando una canción. Una vez en el palacio, Ana se sorprende al enterarse de que ella y su hijo no tendrán una casa propia, como le había sido prometido por el Rey. También es testigo de la llegada de Tuptim, traída de Birmania por Lun Tha, como un regalo para el rey de Siam, quien dedica una canción a su nuevo amo (My Lord and Master) El Rey está satisfecho con Tuptim, y hace oídos sordos a las quejas de Ana por tener que vivir en el palacio. A continuación, llama a sus sesenta y siete príncipes para satisfacer a Ana. Ellos aparecen formando una impresionante procesión. Después de salir, Lady Thiang despierta la simpatía de Anna hacia Tuptim explicando que Tuptim y Lun Tha están profundamente enamorados y que, una vez que Lun Tha regrese a Birmania, nunca volverán a verse. Anna se conmueve, pues jamás puede olvidar lo mucho que había amado a su marido Tom, ahora muerto.


R. Rodgers - My Lord and Master - The king and I

martes, 2 de noviembre de 2010

ÁNIMAS – El holandés errante -Año I. Nº 30

0 comentarios
 
Albert Pinkham Ryder -The Flying Dutchman - c. 1896
Albert Pinkham Ryder - El holandés errante - c. 1896

Las escenas marinas de Pinkham, sumamente subjetivas, reflejan su sentimiento del desamparo humano ante las fuerzas de la naturaleza. Su particular iluminación amarillenta, intensifica la atmósfera de misterio.


Wagner coronó la composición El holandés errante (Der fliegende Holländer) en 1841 con el lema “per aspera adastra” (“por la adversidad hacia las estrellas”) Emocionantes vivencias personales, como su huida a Riga, junto a dolorosos fracasos profesionales en París confluyen en la composición de esta ópera romántica. El libreto fue realizado por el compositor a partir de "Aus den Memorien des Herren von Schnabelewopski" de H. Heine y se centra en la leyenda del holandés errante condenado a navegar eternamente por una maldición infernal hasta ser rescatado por la fidelidad de una mujer. La trama se sitúa en Noruega y se centra en el trágico sacrificio de la joven Senta, que rompe su compromiso con el atormentado Erik para salvar al holandés.

ACTO III – Ensenada de orillas rocosas
Se prepara una fiesta. Llegan las muchachas con cestos de comida y bebida e invitan a la tripulación del Holandés a sumarse a la fiesta, pero tan sólo obtienen un misterioso silencio como respuesta. Insisten varias veces junto a los marineros y terminan recordando con sorna la leyenda del Holandés errante y su tripulación fantasma; las muchachas entregan sus cestos y salen. Los marineros noruegos reanudan su canción con mayor algarabía pero estalla una tormenta en los alrededores del buque fantasma que desemboca en un coro sobrenatural (Hohohoe! Hohohoe!); los marineros noruegos tratan de imponer su canción, conformando un espectacular número de doble coro, aunque al final desisten y abandonan la cubierta horrorizados entre fantasmales risotadas de la tripulación del Holandés.


Richard Wagner - Hohohoe! Hohohoe! - El holandés errante

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff