viernes, 24 de octubre de 2014

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - Música acuática -Año V. Nº 267

0 comentarios
 
Jacob van Ruisdael - Cascada con paisaje - ca. 1660-1670
Jacob van Ruisdael - Cascada con paisaje - ca. 1660-1670  (National Gallery, Londres)

Ruisdael pintó muchas cascadas desde finales de los años 1650 en adelante; que se inspiraron en la obra del también artista holandés Allart van Everdingen, que había visitado Escandinavia en 1644 y realizó una serie de dibujos de escenas de montaña rocosas con torrentes y cascadas. Ruisdael prestaba suma atención a los detalles exactos de la naturaleza, y numerosos árboles y plantas concretos han podiso ser identificados en sus cuadros.


Música acuática (en inglés Water Music) es una composición de George Frideric Haendel que fue estrenada en Londres, el 22 de agosto de 1715. La obra incluye los instrumentos propios de una orquesta barroca (excepto el clave): dos trompas, dos oboes, un fagot y las cuerdas. Comienza con una obertura francesa e incluye minuetos, bourrées y hornpipes. Se divide en tres suites: en Fa mayor (HWV 348), en Re mayor (HWV 349) y en Sol mayor (HWV 350)

Parece ser que fue a través de la “Música Acuática” como Händel recuperó los favores del rey Jorge I de Inglaterra. El monarca había traído consigo al barón von Kielmansegge desde Hanover y había decidido dar un fastuoso paseo fluvial acompañado por todo su séquito. Los festejos debían tener lugar en barcazas abiertas, que navegarían por el Támesis, desde Whitehall hasta Chelsea, donde la fiesta real se detendría para la cena. El barón von Kielmansegge convenció al rey de que hubiera una segunda barcaza con 50 músicos para amenizar el paseo fluvial del rey. El barón se las arreglaría para que fuera Händel quien compusiera la música. Se dice que al Rey le agradó tanto la obra que pidió la interpretaran tres veces en el transcurso del viaje. Preguntó la identidad del compositor y cuando descubrió que era Händel, le perdonó, le felicitó y restauró sus favores y privilegios.


George Frideric Haendel - Alla hornpipe - Música acuática, Suite II

viernes, 17 de octubre de 2014

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - Células rítmicas -Año V. Nº 266

0 comentarios
 
Jacob van Ruisdael  - Gran paisaje con-castillo en ruinas e iglesia - 1665-70
Jacob van Ruisdael  - Gran paisaje con-castillo en ruinas e iglesia - 1665-70  (National Gallery, Londres)

Esta pintura representa uno de los más famosos de los paisajes de van Ruisdael, y probablemente data de finales de los años 1660s. La escena es sombría, aunque no melancólica en su efecto, y se centra en el rayo de sol que ilumina los campos en la media distancia. Las nubes, situadas hacia cada lado de la composición, y diagonales, interrumpidas por el empuje vertical de la torre de la iglesia y la torre del castillo en ruinas, conducen desde el primer plano hasta el centro. Las dos figuras a la izquierda, probablemente pintadas por Adriaen van der Velde, dan la escala humana a la pintura. Si bien no es posible identificar una localización precisa, la composición puede haberse basado libremente en el paisaje alrededor de la ciudad holandesa de Haarlem.


Los Conciertos de Brandeburgo o Conciertos brandeburgueses (BWV 1046-1051) son seis conciertos que Johann Sebastian Bach presentó en 1721 a Christian Ludwig, Margrave de Brandeburgo. El tercer Concierto en sol mayor BWV 1048 es quizá el más popular de toda la serie. Esta obra, escrita originalmente para 4 violines, 3 violas y 3 cellos; fue arreglada a solo 3 violines, 3 violas, 3 cellos (más bajo continuo).

La influencia italiana del segundo concierto se mantiene en el tercero, aunque con un cambio importante en la disposición orquestal, pues Bach prescinde en esta ocasión de los instrumentos de viento para dar todo el protagonismo a las cuerdas. Todo aquí se construye a partir de unas células rítmicas mínimas que constituyen la base de los distintos temas melódicos, trabajados contrapuntísticamente, con los dos distintos grupos de instrumentos ora separándose, ora oponiéndose, ora uniéndose en un tutti. Toda una lección, pues, de cómo puede componerse una obra partiendo de los elementos más simples y mínimos


Johann Sebastian Bach - Allegro moderato - Concierto de Brandenburgo No. 3 BWV 1048

viernes, 10 de octubre de 2014

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - La venganza del moro -Año V. Nº 265

1 comentarios
 
Francisco Pradilla y Ortiz - La rendición de Granada - 1882
Francisco Pradilla y Ortiz - La rendición de Granada - 1882  (Senado de España, Madrid)

En palabras del autor: "Mi composición es un segmento de semicírculo, que el ejército cristiano forma desplegado, paralelo a la carretera. En la planta supongo que, en medio del semicírculo, están situados los caballeros, teniendo o guardando en medio a las damas de la Reina; ésta, el Rey y sus dos hijos mayores están situados delante y en el centro del radio, con los pajes y reyes de armas a los lados. El Rey Chico avanza por la carretera a caballo hasta la presencia de los Reyes, haciendo ademán de apearse y pronunciando la sabida frase. El Rey Fernando le contiene. Con Boabdil vienen a pie, según las capitulaciones, los caballeros de su casa. Boabdil, al trote de su caballo negro árabe de pura sangre, ligeramente paramentado, avanza y sale de la carretera, inclinándose para saludar al Rey y entregarle las dos llaves que a prevención traía; el paje negro que guía su caballo, camina inclinado, confundido entre la grandeza de los Reyes cristianos, y en los caballeros moros, que, según el ceremonial, vienen a pie detrás del Rey Chico, he querido manifestar los diversos sentimientos de que se encontrarían poseídos en semejante trance, más o menos contenidos en la ceremonia, según el propio carácter. Trompeteros y timbaleros en el ala del ejército cristiano, que a lo lejos se divisa, entre Boabdil y el Rey Cristiano, comitiva de moros, un alero de la Mezquita, los chopos que indican el curso del Genil, que no se ve por correr profundo y en el fondo, la Antequeruela con sus muros, parte de Granada, las Torres Bermejas y de la Vela, que con parte de los Adarbes es lo único que se divisa de la Alhambra desde este punto".


Henry Purcell compuso la música incidental para la obra teatral Abdelazer or The Moor's Revenge (Abdelazer o La venganza del moro) en 1695. Su segundo número, Rondeau, se convirtió en una de las piezas más famosas del compositor al ser utilizada por Benjamin Britten como tema para las variaciones incluidas en su Guía de Orquesta para Jóvenes.

Abdelazer or The Moor's Revenge (Abdelazer o La venganza Del moro) es una obra teatral adaptada por Aphra Behn (la Primera escritora profesional en lengua inglesa), que fue estrenada en 1676 y publicada al año siguiente. Henry Purcell la tomó como inspiración para una Suite de música incidental, para una nueva producción en el año 1695, poco antes de su muerte por tuberculosis a la edad de 36 años. La trama dramática transcurre en la Reconquista Cristiana de la Península Ibérica y narra los amoríos, las lealtades y las traiciones en territorio fronterizo


Henry Purcell - II. Rondeau - Abdelazer Suite


Henry Purcell - Hornpipe - Abdelazer Suite

viernes, 3 de octubre de 2014

EL RESPLANDOR DEL BARROCO - Sones revolucionarios -Año V. Nº 264

0 comentarios
 
Jan Steen - La lección de clavecín - 1660
Jan Steen - La lección de clavecín - 1660  (Wallace Collection, Londres)

Un par de amantes dispares constituyen el asunto en este cuadro de Steen: un viejo tonto, que viste un traje pasado de moda, se presenta como profesor de música de una niña remilgada, sentada ante un clavicordio. La gran llave, que cuelga prominente en el centro de la imagen, colocada en una línea por encima de la mano del anciano, implica su deseo. Sin embargo, la pintura situada por encima de ellos, indica que sus avances pasan desapercibidos. En ella se muestra a Venus, la diosa del amor, y a Cupido, el dios del deseo erótico, ambos dormidos.


Una de las piezas más notables en el repertorio de clavecín es Le Tic-Toc-Choc ou Les Maillotins de François Couperin, una “pièce croisée” de su decimoctavo Ordre publicado en su Tercer Libro de 1722. “Tic-Toc” es un término artificial que expresa un pulso, un movimiento repetido, un latido, un caballo que camina, el péndulo de un reloj o un martillo que golpea. Se conoce por “Les Maillotins” a los participantes de una revuelta en París en el año 1382 en protesta por la subida de impuestos para sufragar la Guerra de los Cien Años.

En 1717 Couperin se convirtió en organista y compositor de la corte con el título ordinaire de la musique de la chambre du Roi. Sus tareas en la corte francesa consistían en crear música sacra para las oraciones reales y música de cámara para deleite de los monarcas. Con sus colegas, daba un concierto todas las semanas, normalmente en domingo. Muchos de estos conciertos tenían la forma de suites para violín, viola da gamba, oboe, traverso y clavicémbalo, del cual era un virtuoso intérprete.


François Couperin - Le Tic-Toc-Choc ou les Maillotins

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff