jueves, 21 de abril de 2011

GITANOS - Danza gitana -Año I. Nº 62

0 comentarios
 
Edouard Manet - Gitana con cigarrillo - 1874
Edouard Manet - Gitana con cigarrillo - 1874

Manet comenzó a interesarse por los temas de gitanos a comienzos de los años 1860. Aquí, presenta su modelo anónimo como un exótico "otro" que transgrede las normas asociadas a las mujeres francesas respetables — y a la sociedad en general — de su tiempo. La piel oscura y el pelo negro despeinado de la mujer la marcan como excluida, como denota su pose frontal audaz. Con su mano izquierda sobre la cadera, la cabeza apoyada descuidadamente en su mano derecha y un cigarrillo colgando de sus labios, exuda audaz confianza en sí misma, mientras su mirada, perdida en la distancia, le otorga un aire pensativo, incluso contemplativo. Temas como este permitieron a los artistas una libertad que les era negado en los trabajos por encargo.


Josef Hellmesberger hijo compuso un ballet de carácter español, titulado Die Perle von Iberien (La Perla de Iberia), al cual pertenece la Zigeunertanz (danza gitana)

Josef "Pepi" Hellmesberger (hijo), compositor, director y violinista austriaco; perteneció a una familia tradicionalmente unida al mundo de la música. También fueron músicos su abuelo Georg, su padre Josef, su tío Georg, y su hermano Ferdinand. Entre sus composiciones se encuentran 22 operetas, 6 ballets, música de baile y música de cámara. España siempre fascinó a los compositores austríacos, especialmente a Hellmesberger, quien se sintió muy atraído por la cultura mediterránea, lo cual se tradujo en muchas de sus composiciones.


Josef Hellmesberger II - Danza gitana - La Perla de Iberia

viernes, 15 de abril de 2011

DESDE EL ALMA - Espiritualidad -Año I. Nº 61

0 comentarios
 
El Bosco - Cristo con la Cruz a cuestas -ca. 1500
El Bosco - Cristo con la Cruz a cuestas -ca. 1500  (Kunsthistorisches, Viena)

En esta pintura de tema religioso El Bosco representa la Subida al Calvario. La mitad superior está dominada por la figura de Jesucristo, que se encamina hacia el Gólgota llevando la cruz a cuestas. Le rodea una masa bestial y grotesca que vocifera. Hay un hombre, vestido con una túnica rosa, inmediatamente delante del Señor, que le está azotando. Entre las cabezas se ve un escudo con un sapo, símbolo de la herejía y también de la lujuria. En la parte inferior están representados los dos ladrones que, según el evangelio de San Mateo, fueron crucificados al mismo tiempo que Jesús de Nazaret. A la derecha, el Buen Ladrón, confesándose con un fraile antes de su ejecución. La cruz de éste está hecha de un tronco de un árbol. En la parte inferior izquierda está el mal ladrón, acompañado por un personaje bufo que viste un manto rojo y está tocado por un gorro negro. Este mal ladrón está increpando a los verdugos.


La Pasión según San Mateo BWV 244 es una pasión oratórica de Johann Sebastian Bach. El texto del libreto está basado, por una parte, en los capítulos 26 y 27 del evangelio de Mateo en la traducción de Martín Lutero y, por otra parte, en poesías del escritor Christian Friedrich Henrici (también conocido como Picander) y en corales luteranos relacionados con la pasión. No se sabe con certeza si la Pasión según Mateo fue compuesta en 1727 o 1729. De cualquier forma, la Pasión según Mateo fue interpretada el 15 de abril de 1729 (Viernes Santo) en la iglesia de Santo Tomás en Leipzig bajo la dirección del compositor, en una representación para la cual Bach no pudo disponer de los recursos idóneos (en un memorandum al Consejo de la ciudad de Leipzig, se quejó de que únicamente 17 de los 54 miembros del coro hubieran estado a la altura)

Tras la muerte de Bach, la obra cayó en el olvido (como, en general, toda la obra del compositor) y no fue hasta 1829 cuando el compositor y director Felix Mendelssohn volvió a interpretarla con la Sing-Akademie de Berlín en una versión abreviada en un concierto celebrado el 11 de marzo, pocos días antes de celebrarse el 144 aniversario del nacimiento de Bach. La reinterpretación de esta obra dio inicio a un fuerte interés por el estudio y el análisis de las obras de Bach, particularmente las de gran escala, que ha persistido hasta nuestros días. Tras el redescubrimiento de la obra en 1829 por parte de Mendelssohn, Adolf Bernhard Marx, íntimo amigo por aquella época del compositor, persuadió al editor musical Adolf Martin Schlesinger de emprender la publicación de esa obra, haciendo a la obra maestra de Bach accesible para los académicos por primera vez.

NUM. 75 ARIA (Bajo): Mache dich, mein Herze, rein
Purifícate, corazón mío, yo mismo quiero enterrar a Jesús. Pues Él hallará en mí por siempre dulce reposo. ¡Mundo, aparta, deja que Jesús penetre en mí!


Johann Sebastian Bach - Nº 75 Aria: Mache dich mein Herze Rein - Pasion según San Mateo

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff